Bono pignorable | Definición + ejemplos

Si alguna vez has escuchado hablar de los bonos pignorables y te has preguntado qué significan y cómo funcionan, has llegado al lugar correcto. En este artículo, exploraremos a fondo la definición y los ejemplos de los bonos pignorables, brindándote toda la información que necesitas para comprender este concepto financiero. ¿Estás listo para descubrir cómo estos bonos pueden convertirse en una gran herramienta de inversión? ¡Continúa leyendo y entérate de todo!

¿Cuál es la definición de un bono rescatable?

Un bono rescatable tiene una opción de venta incorporada que permite al tenedor (es decir, el inversor) obligar al emisor (es decir, el prestatario) a reembolsar el bono antes de su fecha de vencimiento.

La opción de venta se puede ejercer después de un período de tiempo específico o en fechas específicas antes de la fecha de vencimiento.

Si se ejerce la opción de venta, el tenedor del bono debe vender el bono al emisor a un precio específico, generalmente el valor nominal (o “valor nominal”) del bono.

Desde la perspectiva del tenedor de bonos, la principal ventaja de la opción de venta es protegerse contra el riesgo de aumento de las tasas de interés en los mercados financieros.

De hecho, el tenedor del bono tiene la opción de canjear el bono anticipadamente y reinvertir los fondos a las tasas de interés vigentes más altas.

En última instancia, la decisión de ejercer la opción de venta depende de si el rendimiento esperado excede el riesgo asumido, es decir, si se considera que vale la pena la relación riesgo-recompensa.

La opción de venta incorporada actúa como un incentivo para que los inversores compren un bono con un rendimiento más bajo en comparación con bonos comparables sin una característica de venta.

  • Tasas de interés en aumento → Si las tasas de interés suben, el tenedor del bono puede reembolsar el bono al emisor. Una vez reembolsados ​​los fondos, el tenedor del bono puede reinvertir el capital en condiciones más favorables para lograr un mayor rendimiento.
  • Tasas de interés a la baja → Por el contrario, si las tasas de interés estuvieran cayendo, un tenedor de bonos racional elegiría mantener el bono hasta su vencimiento porque ejercer la opción de venta sería contrario a la intuición.

Sin embargo, la desventaja aquí es que la flexibilidad ofrecida al tenedor del bono conlleva un rendimiento menor que el de los bonos estándar simples comparables sin opción de venta.

¿Cuáles son las características de los bonos rescatables?

Los bonos rescatables tienen varias características únicas que los distinguen de otras formas de deuda.

  1. Poner opción → La opción de venta incorporada es la característica definitoria de un bono rescatable que, como se mencionó anteriormente, otorga al tenedor del bono el derecho, pero no la obligación, de volver a vender el bono al emisor antes de su vencimiento a un precio predeterminado.
  2. Valor del cupón → Al igual que otros instrumentos de deuda, los bonos rescatables realizan pagos de intereses periódicos (también llamados “pagos de cupones”) al tenedor del bono en función de una tasa de interés fija acordada en la fecha de emisión original.
  3. fecha de vencimiento → La fecha de vencimiento está indicada en el contrato de préstamo del bono. Esta es la fecha en la que el principal del bono debe reembolsarse en su totalidad si el tenedor del bono decide no ejercer la opción de venta.
  4. Introducir datos → Para los bonos rescatables, existen fechas predefinidas en las que el tenedor del bono puede ejercer la opción de venta. Las fechas deberán constar explícitamente en el acuerdo contractual que formalice la emisión del bono.
  5. Fijar precio → En la mayoría de los casos, el precio de un bono rescatable en el momento de su emisión corresponde a su valor nominal. Sin embargo, el precio del bono en el mercado secundario puede fluctuar debido al entorno actual de tipos de interés y otros factores externos.
  6. Menor rendimiento → La flexibilidad (y la protección contra el aumento de las tasas de interés) que brinda la opción de venta conlleva un rendimiento menor que el de los bonos con perfiles de riesgo-rendimiento similares sin una opción de venta incorporada.

¿Cómo funciona un bono rescatable?

El proceso paso a paso de una emisión de bonos rescatables es el siguiente.

  1. producción → El emisor vende un bono con una opción de venta incorporada a un inversor. La emisión de bonos es en gran medida estándar con una fecha de vencimiento, una tasa de cupón y un valor nominal específicos. Sin embargo, lo especial de los bonos rescatables es la opción de venta, que permite al inversor volver a vender el bono al emisor más allá de una fecha determinada o sólo en determinadas fechas.
  2. Pagos de cupones → Durante la vigencia del bono, el emisor está obligado a realizar pagos periódicos de intereses al tenedor del bono.
  3. Ejercer una opción de venta → Si los tipos de interés suben, el bono se vuelve menos atractivo desde la perspectiva de la rentabilidad, ya que se pueden lograr mayores rentabilidades con nuevas emisiones de bonos. La inclusión de la opción de venta significa que al ejercer la opción, el inversor puede evitar perderse el potencial alcista, lo que requeriría que el tenedor del bono vuelva a vender el bono al emisor al precio predeterminado.
  4. reembolso → Si el inversor ejerce la opción de venta, el emisor ahora está obligado a comprar el bono.
  5. Reinversión → Al ejercer la opción de venta, el inversor puede reasignar los fondos devueltos a otras opciones que ofrezcan un rendimiento potencialmente mayor debido a las tasas de interés ahora más altas.

¿Cuál es la diferencia entre un bono rescatable y un bono rescatable?

La mecánica de los bonos rescatables y rescatables es conceptualmente similar. Sin embargo, la diferencia entre los dos tipos de bonos se limita al destinatario de los derechos, es decir, a la opción.

  1. Bono pignorable → Un bono rescatable otorga al tenedor del bono el derecho, pero no la obligación, de obligar al emisor a reembolsar el capital anticipadamente. El incentivo para ejercer la opción de venta incorporada sería cuando las tasas de interés subieran, ya que el capital reembolsado se puede reinvertir a una tasa de interés más alta. En otras palabras, un bono rescatable permite al prestamista gestionar el riesgo de caída de los precios de los bonos debido al aumento de las tasas de interés.
  2. Bono rescatable → Un bono rescatable o “bono rescatable” otorga al emisor el derecho, pero no la obligación, de reembolsar el bono antes de su fecha de vencimiento establecida. A diferencia de un bono rescatable, si las tasas de interés caen después de la fecha de emisión original del bono, es mucho más probable que se ejerza la opción. Por lo tanto, el emisor puede liquidar su deuda existente para volver a emitir bonos a una tasa de interés más baja. Es decir, la función de compra permite al emisor gestionar el riesgo de pagar tasas de interés innecesariamente altas en condiciones de mercado con tasas de interés reducidas.

En resumen, la diferencia entre bonos rescatables y bonos rescatables es qué parte (el prestamista o el prestatario) tiene el derecho al reembolso anticipado (y, por tanto, a los beneficios).

  • Bonos rescatables → Tenedores de bonos
  • Bonos rescatables → Emisor

¿Cuál es un ejemplo de un bono rescatable?

Supongamos que un inversor compra un bono rescatable de una empresa con las siguientes condiciones:

  • Valor nominal = $1,000
  • Tasa de cupón = 5,0% anual
  • Plazo = 10 años
  • Poner datos = después del año 4

Si no se ejerce, el inversionista puede esperar recibir intereses de $50 (5,0% × $1000) por año durante los próximos diez años.

Si la tasa de interés del mercado ha aumentado al 7,0% al final del cuarto año, un aumento del 2,0% desde la fecha de emisión original, el inversionista ahora puede comprar nuevos bonos que cuestan $70 por bono en lugar de $50 por año de pago.

Dado el potencial de obtener más beneficios financieros, el inversor podría optar por ejercer la opción de venta y vender el bono a la empresa a un valor nominal de 1.000 dólares.

Después de la venta, el tenedor del bono puede reinvertir los fondos devueltos para invertir en un bono emitido recientemente que paga el 7,0% anual.

Gracias a la opción de venta, el inversor pudo beneficiarse del entorno de tipos de interés crecientes sin tener que esperar hasta la fecha de vencimiento del bono.

Cómo calcular el valor de los bonos de venta

El proceso de estimación del valor razonable de un bono rescatable es bastante complicado, particularmente debido a la opción de venta incorporada.

El valor razonable de un bono rescatable es el valor presente (PV) de sus flujos de efectivo futuros, incluidos los pagos de intereses periódicos del bono y su valor nominal al vencimiento (o en determinadas fechas de venta), más el valor de la opción de venta implícita.

  1. Valor presente de los flujos de efectivo de los bonos → El valor presente (PV) de los flujos de efectivo futuros del bono se puede determinar descontando cada pago de cupón esperado y el valor nominal del bono al presente utilizando una tasa de descuento adecuada, es decir, el rendimiento al vencimiento (YTM).
  2. Valor presente de la opción de venta. → La parte compleja del cálculo, donde las opiniones pueden diferir rápidamente, es calcular el valor de la opción de venta, que puede determinarse utilizando un modelo de valoración de opciones como el modelo de Black-Scholes. Dichos modelos a menudo tienen en cuenta varios factores, como el precio del bono, el precio de ejercicio, el tiempo de colocación de la fecha, la tasa libre de riesgo (Rf) y la volatilidad.
  3. Suma del PV de los bonos CF y la opción de venta → La suma de estos dos componentes representa el valor razonable del bono putable, es decir, el precio tradicional del bono seguido de la estimación del valor razonable de la provisión de la opción de venta.

Nota: Los pasos de cálculo que se analizan aquí son una descripción general muy simplificada de cómo determinar el valor razonable de un bono rescatable.

Bono pignorable | Definición + ejemplos

Curva precio-rendimiento de los bonos rescatables (Fuente: Preparación del analista)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los bonos rescatables?

Los bonos rescatables ofrecen al tenedor del bono varias ventajas, pero también tienen numerosas desventajas.

Ventajas Desventajas
  • Protección contra el aumento de los tipos de interés → La ventaja notable de un bono rescatable es la protección contra el aumento de las tasas de interés. Si las tasas de interés aumentan, el tenedor del bono podría obligar a vender el bono al emisor y reinvertir las ganancias a una tasa de interés más alta.
  • Menor rendimiento → Generalmente, los bonos rescatables ofrecen un rendimiento menor que los bonos comparables sin una opción de venta. El rendimiento más bajo es razonable considerando que el emisor debe compensar de alguna manera el riesgo de tener que recomprar el bono antes de su fecha de vencimiento establecida.
  • flexibilidad → Los bonos rescatables ofrecen al tenedor de bonos un mayor grado de flexibilidad. Si el inversor espera mejores oportunidades de inversión en el horizonte, se puede ejercer la opción de venta para vender el bono al emisor.
  • Beneficio limitado → Cuando los tipos de interés caen significativamente, el precio del bono aumenta (es decir, relación inversa), lo que limita el potencial alcista en comparación con un bono estándar simple.
  • Reducir el riesgo de reinversión → El riesgo asociado con la necesidad de reinvertir los pagos periódicos de intereses y el principal al vencimiento en un entorno de bajas tasas de interés, o “riesgo de reinversión”, puede mitigarse en cierta medida mediante bonos rescatables.
  • complejidad → La valoración de bonos rescatables requiere el uso de métodos más complejos debido a la opción de venta incorporada.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link