Lenguaje figurativo

¿Alguna vez te has preguntado cómo se pueden expresar emociones o ideas de una manera no literal? El lenguaje figurativo es la respuesta. A través de metáforas, símiles, personificaciones y muchas otras herramientas, este tipo de lenguaje nos permite comunicarnos de forma más creativa y poderosa. En este artículo, exploraremos el fascinante mundo del lenguaje figurativo, su importancia y cómo se utiliza en diferentes ámbitos. ¡Prepárate para descubrir cómo las palabras pueden adquirir un significado mucho más profundo y evocador!

Lenguaje utilizado para transmitir significados complicados, escritura colorida, claridad o una comparación sorprendente.

Más de 1,8 millones de profesionales utilizan CFI para aprender contabilidad, análisis financiero, modelado y más. Comience con una cuenta gratuita para explorar más de 20 cursos siempre gratuitos y cientos de plantillas financieras y hojas de trucos.

¿Qué son las imágenes?

Las imágenes se refieren a el uso de palabras de cierta manera que se desvía del orden y significado tradicionales para transmitir un significado complicado, una escritura colorida, claridad o una comparación sorprendente. Utiliza una oración ordinaria para referirse a algo sin expresarlo directamente. Comprender el lenguaje figurado es una parte importante de la lectura de Discusión y Análisis de Gestión (MD&A), donde la gerencia puede utilizar una metáfora para explicar conceptos complicados o direcciones que está tomando la empresa.

Lenguaje figurativo

Los escritores de ficción utilizan el lenguaje figurado para dirigirse a su audiencia con un tono más creativo que fomenta el pensamiento y, en ocasiones, el humor. Lo hace escribir ficcion más interesante y dramático que el lenguaje literal, que utiliza palabras para referirse a declaraciones de hechos.

tipos de imágenes

Existen diferentes tipos de lenguaje figurado que se utilizan en la escritura moderna. Incluyen:

1. Parábola

Un símil es una figura retórica que compara dos cosas diferentes y utiliza las palabras “me gusta” o “me gusta”, que se utilizan comúnmente en la comunicación cotidiana. Se utiliza un símil con el objetivo de crear una conexión interesante en la mente del lector.

Un ejemplo de símil es: “El gato se sentó en la silla como un rey, mirando su reino.” La postura sentada del gato se compara con la de un rey que se relaja en una silla especial que está reservada para él y para ninguna otra persona. en la habitación Reino está reservado.

Otros ejemplos de parábolas incluyen:

  • El niño era tan valiente como un león en la jungla.
  • La asistente estaba tan ocupada como una abeja mientras preparaba el podio para el discurso del presidente.
  • La nueva maestra es tan grande como una jirafa.
  • El nuevo vecino es tan curioso como un gato; Nada escapa a su atención.

2. Metáfora

Una metáfora es una afirmación que compara dos cosas que no son iguales. A diferencia de los símiles, las metáforas no utilizan las palabras “me gusta” o “como”. Tales declaraciones sólo tienen sentido si el lector comprende la conexión entre las dos cosas que se comparan.

Un ejemplo de metáfora popular es “el tiempo es dinero”. La declaración compara tiempo y dinero y no significa literalmente que la cantidad de tiempo que tiene sea igual al dinero que tiene. Más bien, significa que el tiempo es un recurso valioso y debe utilizarse de forma eficaz para ganar dinero. Cualquier tiempo perdido significa que una persona pierde la oportunidad de ganar más dinero.

Otros ejemplos de metáforas incluyen:

  • El guerrero tiene un corazón de piedra.
  • El amor es un campo de batalla.
  • Bebé, eres mi sol.
  • El caos es amigo del legislador.
  • Me estoy ahogando en un mar de tristeza.
  • Mi compañero de cuarto está pasando por una montaña rusa emocional.

3. Hipérbole

La hipérbole es una exageración que se utiliza para enfatizar un punto o resaltar el sentido del humor. A menudo se utiliza en conversaciones cotidianas sin que el hablante se dé cuenta. La exageración es tan escandalosa que nadie creería que sea cierta. Se utiliza para agregar profundidad y color a una declaración.

Un ejemplo de exageración es: “Moriría por ti.” La frase no necesariamente significa que una persona esté literalmente dispuesta a morir por la otra persona, sino que se utiliza para exagerar el amor que siente una persona por otra. La muerte sólo se utiliza para mostrar el alcance del afecto.

Otros ejemplos de exageración:

  • Te he dicho mil veces que laves los platos.
  • Eres tan delgada que el viento te puede llevar.
  • La tarde es tan luminosa que el sol obligaría a llevar gafas de sol.
  • Roncas como un tren de carga.

4. Personificación

personificación es la atribución de características humanas a objetos no vivos. El uso de la personificación influye en la forma en que los lectores imaginan las cosas y estimula el interés en el tema.

Un ejemplo de personificación es: “El sol me saludó cuando me desperté por la mañana.” El sol es un objeto no humano, pero se le han dado características humanas porque los saludos sólo pueden ser realizados por seres vivos.

Otros ejemplos de personificación incluyen:

  • Abril es el mes más cruel del año.
  • La radio me miró fijamente.
  • Los frenos del coche chirriaron durante todo el trayecto.
  • El coche se detuvo con un gemido.

5. Sinécdoque

La sinécdoque es un tipo de imaginería que utiliza una parte para referirse al todo o el todo para referirse a la parte. Por ejemplo, un juego de ruedas puede servir para un vehículo y un traje para un hombre de negocios. Cuando nos referimos a un automóvil como un juego de ruedas, las ruedas son solo una parte del automóvil y no el todo. Asimismo, un típico hombre de negocios viste traje junto con otros complementos como un reloj y un maletín.

Otros ejemplos de sinécdoque incluyen:

  • El pan puede referirse a la comida en general o al dinero.
  • Cabeza puede referirse a contar ganado o personas.
  • Se puede utilizar trabajadores temporales para referirse a trabajadores.

6. Onomatopeya

La onomatopeya es un lenguaje que nombra algo o una acción imitando el sonido asociado a ella. Añaden algo de realidad a la escritura. Ejemplos de onomatopeyas son:

  • La estufa de la chimenea silbaba y crujía.
  • El motor del camión rugió mientras subía la colina.
  • Mientras iba al baño, sonó la alarma.

Más recursos

Gracias por leer la guía de imágenes de Finanzas. Para continuar aprendiendo y desarrollando sus conocimientos, recomendamos encarecidamente los siguientes recursos adicionales de CFI:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link