Pulsación corta

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu corazón late tan rápido cuando estás emocionado? Si bien es cierto que el ritmo cardíaco acelerado puede ser un síntoma de nerviosismo o estrés, también puede ser una respuesta natural del cuerpo ante diferentes situaciones. En este artículo, exploraremos en detalle el fenómeno de la pulsación corta y descubriremos cómo diversas emociones y acciones pueden influir en nuestra frecuencia cardíaca. ¡Prepárate para adentrarte en el fascinante mundo de nuestro órgano vital, el corazón!

Un fenómeno en los mercados financieros en el que un fuerte aumento en el precio de un activo obliga a los operadores que anteriormente realizaban ventas en corto a cerrar sus posiciones.

Más de 1,8 millones de profesionales utilizan CFI para aprender contabilidad, análisis financiero, modelado y más. Comience con una cuenta gratuita para explorar más de 20 cursos siempre gratuitos y cientos de plantillas financieras y hojas de trucos.

¿Qué es un apretón corto?

Una contracción corta es un fenómeno en los mercados financieros en el que un fuerte aumento en el precio de un activo obliga a los operadores que anteriormente realizaban ventas en corto a cerrar sus posiciones. La fuerte presión de compra “expulsa” del mercado a los vendedores en corto.

Pulsación corta

Una contracción corta a menudo se refuerza, elevando aún más el precio de negociación del activo y obligando a más vendedores en corto a cubrir sus posiciones.

Dado que los operadores que anteriormente vendieron en corto el activo necesitan comprar para cubrir sus posiciones, cerrar sus posiciones en corto sólo aumenta la presión de compra en el mercado, impulsando aún más el aumento del precio del activo.

Resumen

  • Una contracción corta es un fenómeno que ocurre en los mercados financieros cuando los vendedores en corto de un valor se ven obligados a abandonar sus posiciones debido a un fuerte aumento en el precio del valor.
  • Las constricciones cortas generalmente se desencadenan por buenas noticias inesperadas que hacen que el precio de un valor suba bruscamente, o simplemente por una acumulación gradual de presión de compra que comienza a superar la presión de venta en el mercado.
  • A medida que los vendedores en corto comienzan a salir de sus posiciones, la presión de compra aumenta en el mercado, lo que puede hacer que el precio suba aún más y obligar a más vendedores en corto a cubrir sus posiciones.

Cómo se desarrolla un breve apretón

Una contracción breve suele ocurrir cuando el precio de una acción ha caído durante un período de tiempo. La caída del precio atrae cada vez a más vendedores en corto que quieren beneficiarse de la caída del precio. En algún momento, comienza a llegar al mercado una presión de compra significativa. Generalmente es el resultado de una de dos cosas.

Esto podría ser una buena noticia inesperada sobre la acción, como un informe de ganancias muy positivo que supera con creces las expectativas de los analistas del mercado. Los operadores técnicos también pueden comenzar a comprar el valor si ven señales de que está sobrevendido y, por lo tanto, potencialmente maduro para una reversión al alza.

Cuando la nueva presión de compra que ingresa al mercado aumenta tanto que hace que el precio de las acciones suba significativamente, los vendedores en corto comienzan a borrar sus ganancias o, peor aún, sus posiciones rentables comienzan a convertirse en posiciones perdedoras.

Temerosos de que la acción continúe su tendencia alcista, proceden a liquidar sus posiciones cortas con la orden de compra requerida. Cuando los antiguos vendedores en corto realizan órdenes de compra para cerrar sus posiciones, esto alimenta el fuego de compra, atrae a más compradores e impulsa el precio de las acciones aún más.

A medida que el precio de las acciones sigue subiendo, cada vez más vendedores en corto son expulsados ​​gradualmente de sus posiciones en el mercado.

Así se reconoce un cuello de botella inminente

Los operadores técnicos monitorean ciertos indicadores que pueden mostrar que una acción está lista para una breve contracción cuando ingresa al mercado una presión de compra significativa.

Uno de ellos es el porcentaje corto: el porcentaje del número total de acciones de una acción que actualmente están en manos de vendedores en corto. Si el porcentaje del total de acciones de una acción que actualmente se venden en corto está significativamente por encima de los niveles normales, se considera que aumenta la probabilidad de una contracción corta.

Otro indicador técnico que los comerciantes monitorean es el llamado «días para cubrir.”Esta es una métrica derivada de comparar el interés corto total de una acción con su volumen de negociación diario promedio.

El cálculo indica el número teórico de días que les tomará, suponiendo un volumen de negociación promedio, a aquellos que han vendido en corto cubrir o salir de todas sus posiciones. Cuanto mayor sea el número de días hasta la cobertura, más vulnerable será la acción a una contracción corta.

Los operadores técnicos también prestan atención a indicadores como el Índice de Fuerza Relativa (RSI), que pretende indicar condiciones de sobrecompra o sobreventa en un mercado. Un mercado se considera sobrevendido cuando el valor del RSI está por debajo de 20.

Los operadores técnicos creen que la situación sugiere que el mercado puede estar enfrentando una reversión al alza en la acción del precio. Cuando el precio del valor comience a subir, comenzarán a comprar. Si hay suficiente interés de compra, los vendedores en corto pueden verse obligados a abandonar sus posiciones.

Más recursos

Gracias por leer la guía de Finanzas sobre apretones cortos. Para avanzar aún más en su carrera, los siguientes recursos adicionales de CFI le resultarán útiles:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link