Gestión estratégica

La gestión estratégica es un factor clave para el éxito de cualquier organización. En un mundo cada vez más competitivo y en constante evolución, las empresas deben ser capaces de adaptarse y tomar decisiones acertadas para garantizar su supervivencia y crecimiento. En este artículo, exploraremos qué es la gestión estratégica, cómo se aplica en el ámbito empresarial y cuáles son las claves para llevar a cabo una gestión estratégica efectiva. ¡No te lo pierdas!

La formulación e implementación de una estrategia.

Más de 1,8 millones de profesionales utilizan CFI para aprender contabilidad, análisis financiero, modelado y más. Comience con una cuenta gratuita para explorar más de 20 cursos siempre gratuitos y cientos de plantillas financieras y hojas de trucos.

¿Qué es la gestión estratégica?

La gestión estratégica es la formulación e implementación de objetivos y proyectos importantes mediante la gestión de una organización en nombre de sus accionistas (o propietarios).

Normalmente, el proceso de formulación comienza con una evaluación de los recursos disponibles, un análisis de la industria para evaluar el entorno competitivo en el que opera la empresa y una evaluación operativa interna.

A partir de esta evaluación general, se crea una estrategia para alcanzar los objetivos deseados. La implementación de la estrategia formulada sirve para controlar y alinear la empresa con sus principales objetivos.

Gestión estratégica

Componentes de la gestión estratégica.

formulación #1

La formulación implica una evaluación del entorno en el que opera la organización y la posterior creación de una estrategia para el funcionamiento y la competencia de la organización. Esto es similar al primer paso del proceso presupuestario.

#2 Implementación

La implementación implica el uso de los recursos de una organización para lograr los objetivos deseados.

Marcos de gestión estratégica

#1. Ventaja competitiva

Una empresa puede lograr costos de producción más bajos o diferenciar sus productos como ventaja sobre sus competidores. Es importante observar el posicionamiento en el mercado de la marca y la empresa e identificar las ventajas competitivas que la empresa tiene sobre sus competidores.

#2. Estrategia corporativa y teoría de carteras.

La teoría moderna de carteras proporciona un marco para asignar activos de modo que se maximice el rendimiento esperado en un nivel determinado de riesgo. La teoría de cartera permite a las empresas llevar a cabo un análisis de costo-beneficio del uso de recursos y considerar los beneficios de la colocación de recursos individuales para la empresa en su conjunto.

El Matriz de participación en el crecimiento, desarrollado por Boston Consulting Group, ayuda a las empresas a analizar el valor de sus unidades de negocio individuales mapeando el negocio en un eje. Los dos parámetros de la sentencia son Cuota de mercado – una medida de la posición competitiva de una unidad de negocio en relación con sus competidores – y Tasa de crecimiento de la industria – una medida de las perspectivas de la industria particular en la que opera la entidad.

#3. Competencia básica

Las empresas deberían buscar desarrollar experiencia en áreas de relativa excelencia y abandonar o subcontratar el resto de sus actividades comerciales. De esta manera, una empresa puede ofrecer al mercado y a los consumidores un producto, servicio o perspectiva única e incomparable.

#4. Curva de experiencia

La curva de experiencia expresa la afirmación de que cada vez que la producción se duplica, los costos del valor agregado caen en un porcentaje constante.

Gestión estratégica

Estrategias competitivas genéricas

Las empresas deben centrar su estrategia en el liderazgo en costes, el enfoque o la diferenciación. Según el famoso estratega empresarial Michael Porter, si una empresa no se centra en un solo factor, corre el riesgo de desperdiciar sus recursos. En tal estrategia, el énfasis está en especializarse en un producto o servicio creando un punto de venta único o en crear economías de escala para lograr bajos costos de producción.

Estructura y rentabilidad de la industria.

El Modelo de Fuerzas Competitivas (Las 5 Fuerzas de Porter) es un marco para evaluar la competitividad de la industria.

#1. Amenaza de nuevos participantes en el mercado

En una industria altamente competitiva, el riesgo de que entren nuevos mercados es alto. Suponiendo que una industria o sector sea altamente rentable, muchos lo consideran una perspectiva comercial atractiva. Las barreras para una fácil entrada al mercado incluyen patentes, altos requisitos de capital, lealtad de los clientes a marcas establecidas y economías de escala existentes.

#2. Amenazan a los jugadores suplentes

Cuando un producto o experiencia se puede duplicar fácilmente con una alternativa similar, se dice que la demanda de ese producto está diluida. Si los consumidores pueden encontrar productos alternativos similares, la industria o sector se considera competitivo.

#3. Capacidad negociadora de los clientes

Los clientes tendrán un alto poder de negociación en un mercado competitivo. Los vendedores no pueden ejercer una presión de precios que favorezca su rentabilidad.

#4. El poder de negociacion de los proveedores

Si varios proveedores están presentes para adquirir materias primas o intermedias, no pueden influir indebidamente en el precio final.

#5. competencia

Las industrias competitivas tienen un alto nivel de innovación y estrategias avanzadas de competencia y marketing.

análisis FODA

FODA es una abreviatura de Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas. Este marco se utiliza para evaluar las fortalezas y debilidades internas, explorar el alcance externo de las oportunidades que la organización puede explotar y abordar las amenazas políticas o del adversario.

Gestión estratégica

Cadena de valor

La cadena de valor es una lista de procesos o actividades que realiza una empresa para llevar un producto o servicio al mercado. Las actividades se dividen en dos funciones:

#1. Actividades primarias

Esto incluye funciones que se incorporan directamente a la creación de un bien o servicio. Consisten en funciones tales como logística de entrada y salida, operaciones, marketing y ventas, y mantenimiento de productos.

#2. Actividades de apoyo

Esto incluye funciones que facilitan la producción del bien o servicio. Consisten en funciones tales como recursos humanos, tecnología, adquisiciones e infraestructura.

Según Porter, alinear actividades puede mejorar la eficiencia operativa de una organización y, en última instancia, darle una ventaja competitiva.

Lecturas relacionadas

Gracias por leer la Guía de gestión estratégica financiera. Para continuar aprendiendo y desarrollando sus conocimientos de análisis financiero, recomendamos encarecidamente los siguientes recursos financieros adicionales:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link