Definición financiera + ejemplos de negocios

En el mundo actual, el entendimiento y dominio del lenguaje financiero se ha vuelto esencial para cualquier emprendedor o empresario. Sin embargo, entender las definiciones financieras puede resultar abrumador para aquellos que no cuentan con un trasfondo en el área. Por eso, en este artículo encontrarás una explicación clara y concisa de los términos financieros más importantes, acompañados de ejemplos prácticos aplicados a diferentes tipos de negocios. ¡Descubre cómo mejorar tu conocimiento financiero y potenciar el éxito de tu empresa en tan solo unos minutos!

Definición financiera + ejemplos de negocios

¿Cuáles son los diferentes tipos de partes interesadas en las finanzas corporativas?

En el contexto de las finanzas corporativas, el término “parte interesada” se define como un individuo, grupo o institución con intereses creados en una empresa.

La sostenibilidad a largo plazo de una empresa para seguir generando beneficios y lograr el éxito operativo depende de su capacidad para gestionar las relaciones con sus partes interesadas.

Por lo tanto, las decisiones comerciales del equipo directivo que dirige una empresa deben considerar el impacto en sus partes interesadas (y su reacción).

Las partes interesadas más importantes de una empresa incluyen sus empleados, proveedores, prestamistas y accionistas.

Cada tipo de parte interesada tiene un papel diferente y una contribución única al negocio subyacente, pero los grupos juntos desempeñan un papel fundamental a la hora de determinar el éxito (o el fracaso) del negocio.

Por lo tanto, el éxito a largo plazo de una empresa es un subproducto de la capacidad de la dirección para desarrollar estrategias para la creación de valor futuro junto con todas las partes interesadas.

Partes interesadas específicas, como los accionistas, pueden votar sobre temas cruciales en las reuniones y proporcionar ideas prácticas para apoyar a la empresa, mientras que los bancos e instituciones pueden proporcionar capital de deuda para financiar los proyectos actuales y futuros de la empresa.

¿Cuál es la diferencia entre stakeholders internos y externos?

En general, las partes interesadas pueden clasificarse como “internas” o “externas”:

  1. Partes interesadas internas → Las partes involucradas en la empresa se caracterizan por una relación directa, p.e. B. Empleados, propietarios y proveedores de capital, como inversores.
  2. Interesados ​​externos → Las partes que no tienen ningún interés directo en la empresa pero que aún se ven afectadas por sus acciones y resultados, p. B. Proveedores, vendedores, comunidad y gobierno.

Para las partes interesadas internas, las partes mencionadas son aquellas que están directamente involucradas en las operaciones diarias de la empresa o que han proporcionado los fondos necesarios para financiar las necesidades de capital de trabajo y los gastos de capital a corto plazo de la empresa.

A largo plazo, prácticamente todas las empresas necesitan obtener deuda o capital social para seguir creciendo y alcanzar un cierto tamaño.

El crecimiento tiene un precio y rara vez la reinversión de los flujos de efectivo puede cubrir permanentemente todos los gastos de una empresa, p. B. Gastos de capital de trabajo, mantenimiento de rutina o gastos orientados al crecimiento. Como resultado, las empresas maduras tienden a tener estructuras organizativas más complicadas al final de su ciclo de vida.

Dado el papel de las partes interesadas internas en las operaciones diarias de una empresa, la capacidad de coordinarse de manera coherente y trabajar juntos para lograr los objetivos de la empresa es fundamental.

Por otro lado, las partes interesadas externas están menos integradas en la propia empresa, pero todavía están significativamente influenciadas por sus decisiones. Los ejemplos más comúnmente citados de partes interesadas externas son los proveedores, los vendedores, la sociedad y el gobierno.

Es posible que las partes interesadas externas no participen en la misma medida que las partes interesadas internas, pero descuidar a estos grupos rápidamente se convertiría en un error costoso. Por ejemplo, el gobierno de EE. UU. y las autoridades reguladoras no participan directamente en las operaciones de una empresa, pero sus políticas regulatorias pueden cambiar completamente el desarrollo de una empresa.

¿Cuáles son ejemplos de partes interesadas internas y externas?

Partes interesadas internas Interesados ​​externos
  • Acreedores (por ejemplo, financiación de deuda)
  • Clientes, sociedad y comunidad local
  • Agencias gubernamentales y reguladoras

¿Qué es la teoría de las partes interesadas?

El origen de la teoría de las partes interesadas se remonta a este Dr. Edward Freeman, profesor de la Universidad de Virginia (UVA). En Gestión estratégica: un enfoque de partes interesadasFreeman sostiene de manera convincente que la toma de decisiones corporativas debe tener en cuenta a todas las partes interesadas, no sólo a los accionistas.

Por el contrario, la premisa de la teoría de los accionistas establece que el deber fiduciario de una empresa es servir a sus accionistas, siendo el objetivo principal, en última instancia, aumentar el precio de sus acciones en los mercados públicos. Sin embargo, Freeman enfatizó la importancia de que las empresas tomen decisiones basadas en el liderazgo y los intereses de todas las partes interesadas.

La recomendación es que la administración debería considerar a todos los grupos de partes interesadas en lugar de centrarse únicamente en los accionistas (y el precio de las acciones de mercado).

Con el tiempo, estos puntos de vista se han vuelto más prevalentes, como lo demuestran las empresas que ahora están más informadas socialmente y siguen tendencias como las medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG).

En resumen, el aumento del precio de las acciones por sí solo no es un indicador de un modelo de negocio sólido ni una base sólida para el éxito a largo plazo. Por lo tanto, las empresas deben esforzarse por optimizar sus relaciones con todas las partes interesadas (no solo con sus accionistas) y generar su confianza para mejorar su eficiencia operativa y la creación de valor.

Definición financiera + ejemplos de negocios

Acerca de la sección (Fuente: la teoría de las partes interesadas)

¿Cuál es la importancia de la gestión de stakeholders?

La colaboración constante con las partes interesadas es una necesidad en las organizaciones para garantizar que las relaciones se gestionen de forma eficaz y se mantengan a largo plazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, simplemente escucharlos no es suficiente, ya que el equipo directivo necesita incorporar sus comentarios en sus decisiones para demostrar que su opinión realmente se valora.

Por supuesto, no todos los stakeholders tienen el mismo nivel de influencia sobre las decisiones de la empresa. Por esta razón, las empresas deben priorizar sus grupos de partes interesadas (es decir, “mapear”) en lugar de intentar satisfacer todas sus necesidades a la vez.

La capacidad de superar opiniones contrarias depende de comprender los deseos específicos de cada parte interesada y comunicar sus argumentos para garantizar que esto no se perciba como un trato preferencial.

De hecho, sería contraproducente intentar atender a todos los involucrados sin lograr el equilibrio adecuado, por ejemplo: “Si persigues dos conejos, no atraparás ninguno”.

Debido a que cada grupo tiene diferentes prioridades basadas en sus propios intereses, cada decisión que tome la empresa debe sopesar adecuadamente las compensaciones para lograr el resultado deseado. Esto requiere un buen juicio tras un análisis objetivo de la situación actual y una comunicación reflexiva por parte de la dirección.

En pocas palabras, tratar de apaciguar a todas las partes interesadas es ineficaz y cualquier parte interesada racional debe comprender que existe una jerarquía en el peso de sus opiniones (en comparación con las de los demás).

En última instancia, los resultados financieros de la empresa y las comunicaciones estratégicas utilizadas para justificar cada decisión determinan si los desacuerdos se vuelven problemáticos.

En general, gestionar las relaciones con las partes interesadas externas tiende a ser relativamente más fácil que con las partes interesadas internas, pero los conflictos pueden causar una interrupción operativa significativa en las operaciones de una empresa, como su cadena de suministro. Por ejemplo, imagine las pérdidas financieras y las ineficiencias en las que incurrirá una empresa si un proveedor clave de repente decide dejar de ofrecer sus servicios a la empresa.

¿Cuál es la diferencia entre parte interesada y accionista?

Un error común es creer que los términos “partes interesadas” y “accionistas” son intercambiables. Sin embargo, esta afirmación es incorrecta porque los accionistas son sólo uno de muchos otros grupos de partes interesadas en el entorno corporativo.

Los accionistas poseen una participación accionaria en la empresa, es decir, una participación de propiedad fraccionada, pero NO se requiere capital para poseer una participación en una empresa y estar influenciado por sus decisiones operativas.

Por ejemplo, la comunidad local en la que tiene su sede una empresa está influenciada por sus decisiones, independientemente del hecho de que normalmente no existe propiedad accionaria.

Supongamos que la empresa ha adoptado un comportamiento que tiene un impacto negativo en el medio ambiente y la seguridad de la comunidad, como por ejemplo a través de la contaminación del aire. Los miembros de la comunidad podrían reunirse, protestar contra las prácticas de la empresa y presionarla para que cambie sus acciones.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link