Cláusula de conversión automática

Si eres emprendedor o inversionista, seguramente has escuchado del término “cláusula de conversión automática”. ¡Pero no te preocupes! No es tan complicado como parece. En este artículo, te explicaremos en qué consiste esta cláusula y cómo puede beneficiarte en tus negocios o proyectos de inversión. Así que prepárate para despejar todas tus dudas y descubrir cómo esta cláusula puede ser el impulso que estás buscando. ¿Estás listo? ¡Comencemos!

Una disposición que permite la conversión automática de acciones preferentes o valores convertibles en acciones subyacentes.

Más de 1,8 millones de profesionales utilizan CFI para aprender contabilidad, análisis financiero, modelado y más. Comience con una cuenta gratuita para explorar más de 20 cursos siempre gratuitos y cientos de plantillas financieras y hojas de trucos.

¿Qué es una cláusula de conversión automática?

Una disposición de conversión automática es una disposición que permite la conversión automática de acciones preferentes o bonos convertibles en acciones ordinarias de una empresa. La conversión se considera automática u obligatoria porque no requiere la aprobación de la junta.

Cláusula de conversión automática

Por ejemplo, un inversor puede poseer acciones preferentes en una empresa nueva con la opción de convertir automáticamente las acciones preferentes en acciones ordinarias cuando ocurra un evento específico. La conversión se realiza sobre la base de un tipo de cambio especificado en el contrato de compra de valores.

¿Cómo funciona la conversión automática?

Cuando una empresa obtiene capital, puede optar por emitir acciones o capital de deuda. Si la empresa opta por emitir acciones, permite al público comprar acciones de la empresa y poseer una parte de la empresa igual a su participación en el capital. A cambio, la empresa puede pagar dividendos al final de un ejercicio financiero, que dependen del aumento del valor de la cotización de las acciones de la empresa.

Una alternativa a la emisión de acciones es la emisión de deuda al público. Un ejemplo de deuda son los bonos, que realizan pagos regulares de intereses a los tenedores de bonos. El interés se calcula como un porcentaje del monto principal que se puede acordar en el momento de la compra de los bonos. La decisión de optar por acciones o deuda depende del costo de cada opción, así como de la accesibilidad.

Una empresa también puede optar por emitir valores híbridos que combinen deuda y capital. Un valor híbrido permite a los inversores comprar un bono que contiene una cláusula de conversión automática. La cláusula permite que el valor se convierta en acciones ordinarias en una fecha predeterminada en el futuro. Un valor híbrido garantiza al inversor pagos periódicos de intereses sobre los títulos de deuda hasta la fecha de conversión, después de lo cual recibirá dividendos sobre las acciones ordinarias.

Derechos de conversión opcionales versus automáticos

Los derechos de conversión brindan al inversionista la ventaja de convertir sus bonos convertibles o acciones preferentes en acciones del emisor del bono ante la ocurrencia de un evento específico en el futuro. Los derechos de conversión pueden ser opcionales o automáticos.

1. Derechos de conversión opcionales

Los derechos de conversión opcionales otorgan a los inversores el derecho de convertir su deuda o acciones preferentes en acciones ordinarias si los resultados esperados son más favorables para ellos.

Por ejemplo, un inversor puede optar por convertir deuda en acciones ordinarias si el rendimiento esperado es mayor que el rendimiento atribuible a la deuda. El inversor puede canjear el bono por un número predeterminado de acciones ordinarias si esto le resulta más ventajoso.

Por ejemplo, supongamos que el inversor A posee un certificado de bono ABC Limited de 1.000 dólares que se puede convertir en 100 acciones de ABC. El inversor A esperará hasta que el precio por acción sea de 10 dólares o más para que las acciones ordinarias valga 1.000 dólares o más.

2. Derechos de conversión obligatorios

Los derechos de conversión obligatoria requieren que la deuda o las acciones preferentes se conviertan en acciones ordinarias del emisor al ocurrir ciertos eventos. La conversión automática se puede activar cuando una empresa sale a bolsa a través de una oferta pública inicial por un valor total predeterminado y por valor de acción.

La IPO se denomina en los estatutos una IPO calificada. El precio por acción de las acciones emitidas para suscripción pública es un múltiplo (por ejemplo, tres o cinco veces) del precio de las acciones preferentes.

Tasa de conversión

La relación de canje es el número de acciones ordinarias del emisor de deuda que recibe un accionista por cada acción preferente que posee. La proporción generalmente se determina en el momento en que se compran las acciones preferentes e influye en el precio relativo de las acciones híbridas.

Una relación de cambio más alta significa que los accionistas recibirán una mayor cantidad de acciones ordinarias por acción preferente. La relación de canje se determina dividiendo el valor nominal de un bono convertible o acción preferente por el precio de conversión de la acción.

La fórmula se ve así:

Cláusula de conversión automática

Por ejemplo, si los inversores compran un valor híbrido con componentes de deuda y capital, recibirán pagos de intereses regulares antes de la conversión y se les pagará primero en caso de una conversión. liquidación. Cuando el valor se convierte en acciones, los inversores reciben derechos de voto y se benefician de un precio de acción más alto.

Por ejemplo, supongamos que XYZ Limited emitió acciones preferentes convertibles por valor de 100 dólares con un dividendo del 8% y un índice de conversión de cuatro. El acuerdo de compra de valores establece que la conversión automática de acciones preferentes en acciones ordinarias subyacentes se producirá sólo si la empresa realiza una oferta pública inicial. Una vez que la empresa se haga pública, los accionistas preferentes recibirán cuatro acciones ordinarias por cada acción preferente que posean.

Más recursos

CFI es el proveedor oficial del programa de certificación Financial Modeling and Valuation Analyst (FMVA)™, diseñado para transformar a cualquier persona en un analista financiero de clase mundial.

Para continuar aprendiendo y desarrollando sus conocimientos de análisis financiero, recomendamos encarecidamente los siguientes recursos financieros adicionales:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link